Acerca de Betterfood

Este proyecto comenzó justo después de tener a mi segundo hijo, Sebastián. Había aumentado mucho de peso durante el embarazo y pensé que bajaría los kilitos extra en los meses de lactancia. Pero esto no pasó: sentía que cada vez subía más y mis rollitos eran muy evidentes. Tanto que un día mi esposo me dijo –en tono de broma- mientras pellizcaba uno de mis cauchitos: “esa barriguitaaaa”. Fue en ese instante que me pasó el switch por la cabeza y caí en cuenta que debía hacer algo por mí. Al día siguiente amanecí en el gimnasio.

Luego busqué orientación y me asesoré sobre cocina saludable, intercambiaba recetas y hacía ejercicios supervisados; al tiempo, empecé a notar mi proceso de transformación y quienes estaban a mi alrededor también. En esta fase trabajé con unas amigas entrenadoras y a partir de allí nació Betterfood, un movimiento para demostrar al mundo que llevar un estilo de vida sano sí es posible.

Fue en ese período cuando sentí que podía ayudar a otras personas, que habían estado en mi situación. Así que tomé las riendas del proyecto y comencé a dar cursos sobre alimentación y  entrenar un grupo de mamás que deseaban estar más a gusto con sí mismas.

Tras un par de meses de trabajo físico y orientación de cómo combinar nuestros alimentos, los resultados en este grupo de madres han sido asombrosos. Más allá de los cambios a simple vista, los emocionales han sido mayores. Ellas fortalecieron su autoestima y tienen la convicción de que pueden lograr lo que se propongan. Y ese es el objetivo: empoderarlas.

Después de comprobar que estas madres sí pudieron mejorar sus vidas con BetterFood, decidí darle mayor alcance a este método. Por ello, en mis redes estaré compartiendo información sobre ejercicios, recetas, consejos y detalles de eventos para que muchos sean parte de este movimiento.